Escrito por en Oct 8, 2011 en | 0 Comentarios

Con la poli hemos topado!!! “Este caso” estaba muy claro. Metemos en una cocktelera a la Ley y Asuntos Económicos y… eh voilà un CASO DE CORRUPCIÓN CLARÍSIMO!!!!

Tengo varios amigos que son policías y siempre me ha hecho gracia preguntarles quien se dedica a ponerle nombre a las investigaciones. Me gusta pensar que hay un tipo en una habitación blanca con una silla en medio al que acuden cada vez que se abre un caso importante y le abren la puerta y tiran un dosier con todas las pruebas policiales y a las horas surgen ideacas como: “Operación Galgo”, “Caso Gurtel” o “Operación Malaya” :D Así que esta era mi oportunidad y decidí llamar a este Caso: “Operación Boa” en un alarde de creatividad je je

Cada invitado recibía una carpeta tipo dosier junto a un citación judicial donde se le indicaba que había sido escogido para formar parte de un jurado popular para dictaminar sobre la culpabilidad de los implicados. Dentro del dosier habían las dos fichas policiales de los acusados, pruebas que demostraban su culpabilidad y documentos gráficos de seguimiento tomadas a lo largo de su relación.

Además de estos elementos también se hicieron etiquetas personalizadas para todos los sobres, unas invitaciones “algo más formales” para los familiares a los que siempre les puede quedar un poco grande unas “invitaciones de este tipo”, hojas de menú, indicaciones y adhesivos para los regalos que se entregaban a los asistentes.