Escrito por en Oct 10, 2009 en | 0 Comentarios

En esta ocasión no había ninguna duda. Si o si la cosa tenía que ir del séptimo arte.

Pedro, apasionado de cualquier pelí de artes marciales de serie C hasta los clásicos de Kurosawa sin ningún problema para idolatrar a Ford Fairlane y sus épicas frases. Y luego tenemos a Paz, amante de los clásicos como Casablanca, rarezas de cualquier director del este o trepidantes persecuciones como Blues Brothers, Sospechosos habituales (donde dice que descubrió a Kevin Spacey), La Jungla de Cristal, Alien el 8… sólo a mi se me ocurre llamarle y preguntarle que pelis podríamos poner que la definan je je

El concepto estaba claro y había que buscar un formato adecuado donde poder usar portadas de películas para hacer las invitaciones. Las primeras opciones eran planteamientos de carátulas de DVD o VHS pero si había que hacer varias portadas esto era inviable. Como en anteriores ocasiones, la idea era que el invitado participara de alguna manera y dejara una dedicatoria así que pensé que usar Postal Free de las que regalan en los bares sería un formato idóneo para poder hacer varias carátulas diferentes.

Las postales se presentaban con una pequeña fajita de papel donde al invitado se le preguntaba que tipo de película creía que iba a ser “su relación”. Al abrir el paquete habían seis postales. Primero una en la que aparecían ellos dos en una fotografía “típica de parejita” y es la que contenía la información del enlace. Luego dos postales más en la que aparecían ellos siendo protagonistas de alguna de sus películas favoritas y por último las más importantes.

Las tres postales finales fueron tres carátulas de películas ficticias a partir de la foto inicial de pareja. Cada una de ellas representaba un tipo de película diferente que podría representar “su futura película juntos”: una aventura, una guerra o una comedia romántica. Ninguna de las películas tenía título, tan sólo género y en el dorso de la postal eran los invitados quien tenían que escoger una de las opciones, poner título a la película y escribir una breve sinopsis del argumento de “esta película”.

Las postales se depositarían al entrar al convite en una caja hecha ex profeso para guardar el recuerdo luego.